Bandera cubana La Habana, Cuba - Embajada de Cuba
Embajada de Cuba
   

Flora y Fauna de Cuba

Desde la llegada de los colonos españoles hace más de 5 siglos, los bosques que cubrían casi toda la isla de Cuba han sido batidos por la mano del hombre. La cacería y la deforestación masiva afectaron grandemente su riqueza natural, al diezmar varias especies animales y vegetales.

Desde la llegada de los colonos españoles hace más de 5 siglos, los bosques que cubrían casi toda la isla de Cuba han sido batidos por la mano del hombre. La cacería y la deforestación masiva afectaron grandemente su riqueza natural, al diezmar varias especies animales y vegetales. No fue sino hasta 1990 que el gobierno se interesó verdaderamente en el tema y diseñó una política ambiental efectiva. Al adherirse a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna Salvaje Amanenzadas de Extinción (Cites), Cuba se dotó de un arsenal de leyes con miras a proteger celosamente su medio ambiente.

Fauna

La fauna es muy variada, y con excepción del cocodrilo, no se encuentran animales peligrosos. Incluso las serpientes son inofensivas. Con un poco de suerte y paciencia podrá observar venados, jabalíes, puercos salvajes, iguanas, flamencos, pelícanos, pericos y simios. Siendo una isla, el desarrollo de grandes mamiferos fue limitado, favoreciendo considerablemente la tasa de endemismo. Entre la fauna de la isla (19,600 especies animales), se estima en 600 el numero de vertebrados, entre los cuales cerca de 200 son especies originarias de Cuba.
 
Encontramos también especies de mamíferos como las jutías, diversos murciélagos, reptiles anfibios como la rana más pequeña del mundo, peces y animales marinos, destacándose los que habitan en los arrecifes de coral. También abundan los insectos y mamíferos insectívoros.

Fauna terrestre

Como hemos visto, el territorio cubano no cuenta con grandes mamiferos, con la excepción de los especímenes importados de otros continentes, como las zebras y antílopes de Cayo Saetía que lo transportarán brevemente a la sabana africana. Las especies endémicas se refugian en las zonas más aisladas del país, en las montañas o en los cayos. Es el caso de las diferentes variedades de jutías, unos pequeños roedores que fueron presa de los cazadores durante demasiado tiempo llevandolos casi a su desaparición.
 
Existe una gran cantidad de reptiles. Podemos mencionar en primer lugar a los cocodrilos, entre los cuales está el cocodrilo rhombifer, una especie endémica que pululaba en los pantanos de la península de Zapata y de la isla Juventud. La creación de granjas de cocodrilos en estas 2 regiones permitió salvar esta especie en vías de extinción. Entre el centenar de especies de saurios que habitan la isla, podemos encontrar una gran cantidad de lagartijas e iguanas. En cuanto a las serpientes, no existen especies venenosas, pero algunas de ellas pueden alcanzar tamaños impresionantes. La serpiente mas grande de Cuba es la majá de Santa María, una pitón de 4 metros de largo. 
 
Con respecto a los batracios, Cuba alberga a la ranita, la rana más pequeña del mundo, que mide únicamente 1 cm.
 
Por cada vertebrado terrestre, existen cerca de 20 invertebrados terrestres, la mayoría insectos. Olvídese de los zancudos y admire la gran variedad de mariposas y de gasteropodos que invaden la campiña cubana. En el este, podrá encontrar caracoles de colores llamados  polymitas.

Un paraíso para los ornitologos

La extraordinaria fauna aviar de Cuba le ha forjado una excelente reputación con los ornitologos y amantes del avistaje de aves. De las 354 especies registradas, 232 viven permanentemente en territorio cubano y 25 son endémicas. Durante los meses de invierno (noviembre a abril), Cuba se convierte en un excelente refugio paravarias especies de aves migratorias.
 
Entre las especies endémicas podemos citar el Conurio, el Pedrito y el Trogón de Cuba. El colibrí iridiscente, del tamaño de un abejorro, revolotea alrededor de los hibiscos mariposa, la flor símbolo de la isla. El mejor lugar para observar las aves es en la península de Zapata, en la provincia de Matanzas. También se puede visitar ahí una granja de cocodrilos.
 
Entre las especies originarias de la isla, podemos mencionar al ave nacional, el tocororo, cuyos colores azul, blanco y rojo son los mismos que los de la bandera cubana. Encontramos también al Conurio, el Pedrito, el Trogón de Cuba y el colibrí iridiscente o zunzuncito, una especie de colibrí que es el ave más pequeña del mundo con tan solo 6 cm de largo, y que parece flota cerca de las flores cuando bate a gran velocidad sus alas para extraer el nectar con su pico. La cartacuba, un ave que parece un peluchito de colores, es apenas un poco mas grande que el zunzuncito. 
 
Colibri iridiscente y flor nacional de Cuba
 
Se han llevado a cabo esfuerzos importantes para salvar a las especies en peligro de extinción. Las cotorras y las grullas, antes presentes en toda la isla, estuvieron a punto de desaparecer, pero ahora son especies protegidas.
 
Al norte de Camaguey y en la peninsula de Zapata, se encuentran las grandes colonias de elegantes flamingos rosas cuya fama ha trascendido internacionalmente.

Fauna acuática

Con más de 900 especies de peces y 4,000 especies de moluscos, el mar cubano será el delite de los amantes de la pesca, que entontrarán entre esta fauna excepcional espadones, barracudas, marlines, etc. Los tiburones se mantienen alejados de las costas, aunque se han reportado algunos frente a la costa de Santiago de Cuba. Para completar este fabuloso cuadro tenemos tambien gorgones, esponjas y gran variedad de crustáceos.
 
Entre las especies amenazadas se encuentran el manatí y las especies de tortugas carey y tinglado.
 
En los lagos, la fauna es escasa, pero no menos importante: en ellos aún habita el manjuarí, un interesantísimo fósil viviente prehistórico, que es mitad reptil y mitad pez.

Flora

Cuba cuenta con aproximadamente 6,700 especies de plantas con semilla, espcialmente en los bosques, entre las que se encuentran plantas tropicales, de río y frutales. Más de la mitad son originarias de la isla. La insularidad y diversidad de suelos, con relieves variados y microclimas, favorizó esta elevada tasa de endemismo.
 
Palmeras, pinos, cocotales, eucaliptos (introducidos en los años 1950) constituyen la mayoría de los árboles que pueblan la isla. No existen bosques tropicales muy profundos, con excepción de algunas regiones orientales. Los árboles de maderas preciosas hicieron notoria a Cuba: caoba, cedro, baobab... y por todas partes se pueden ver árboles frutales salvajes: mangales, aguacatales...

La otrora espesa vegetación que cubría a Cuba ha sido degradada en algunas áras de la isla para desarrollar la agricultura, sin embargo existen muchos programas para el cuidado y mantenimiento de los bosques y de la diversidad que éstos albergan. 

Medio milenio de castigo

Desde el desembarque de Cristobal Colon a finales del siglo XV, la fisionomía cubana ha sufrido importantes cambios. En aquellos días, Fray Bartolomé de las Casas escribió: "Se puede recorrer la isla, en sus 300 leguas de largo, enteramente bajo la sombra de los árboles". Si en ese entonces el 95% del territorio estaba cubierto por bosques, la tala incesante del hombre, principalmente ligada a proyectos de urbanismo y al aumento de las tierras de cultivo, redujo ese porcentaje a tan solo 14% para 1959. Sin embargo, se ha logrado revertir lentamente esta situación, contando hoy con 20% de bosques gracias a los programas de reforestación y campañas de preservación.

Verde por doquier

Las especies vegetales están repartidas esquematicamente por zonas:

El litoral y los cayos 

Estan bordeados en su mayoría por manglares cuyo suelo lodoso constituye el terreno predilecto del mangle. Sus raíces aéreas cuelgan de sus ramas permitiendo que el árbol se ancle en los pantanos y en el mar. A lo largo de las playas, encontramos frecuentementes cocoteros y uvas caletas. El clima árido del litoral oriental ha favorizado en algunas partes el crecimiento de un centenar de especies de cactus.

Las planicies

Granjas y plantaciones de caña, arroz, babano, tabaco y legumbres ocupan la mayor parte de las planicies.

Sierras

Las Sierras albergan varios parques naturales provinciales y nacionales y reservas que regurgitan con grutas, rios, lagos y bosques, y que sirven de hábitat a la flora y fauna tropicales. El árbol rey de Cuba es la palma, que simboliza la fuerza. Un cuarto de la isla está cubierto por bosques de montaña, compuestos principalmente de pino y caoba, una madera preciosa muy bien cotizada.
 
Durante los meses de invierno, puede encontrarse facilmente el "extravagante", un árbol originario de las Antillas cuyas flores de color rojo vivo alegran el paisaje. Cerca de los ríos, en verano, eclosiona la flor nacional de Cuba, una delicada flor blanca llamada "mariposa", fetiche y símbolo de la independencia durante las guerras contra el dominio español en el siglo XIX. 
 
En las zonas de media altitud se encuentran bosques de maderas preciosas como el cedro, la caoba o el ebano, que le dieron fama al mobiliario cubano. Su presencia ha disminuido considerablemente, ya que en los programas de reforestación se ha utilizado principalmente el eucalipto.
 
Una especie de árbol que no puede pasar desapercibida es el corpulento jaguey, cuyas inmensas raíces aéreas compiten para opacar a la imponente y frondosa ceiba.
 
En ambos extremos de la isla encontramos pinos, apreciados por su madera y resina. Su importancia es tal que le dio su nombre a la Isla de los Pinos (actualmente Isla Juventud) y a Pinar del Río. Cerca de 10% del territorio está cubierto de pino, principalmente especies endémicas como el Pinus maestrensis de la Sierra Maestra o el Pinus cubensis de la región de Mayarí. 
 
En las partes mas altas, las lluvias favorecieron la aparición de más de 250 especies de helechos arborescentes y orquídeas entre las cuales hay una que exhala un perfume de chocolate, y que puede apreciar en el Orquideario de Soroa. 

La Palma Real

Ominipresente en toda la isla, la Palma Real es el árbol nacional de Cuba, un emblema que aparece en el escudo de armas cubano como símbolo de la nobleza y determinación de su pueblo. Más de 70 millones de palmeras hacen de Cuba el país con mayor densidad de palmeras por kilometro cuadrado.
 
Además de la Palma Real, se han registrado más de 100 especies distintas de palmeras en Cuba, entre las cuales 70 especies son originarias de la isla. En la región de Pinar del Río crecen especies interesantes de palma corcho, un fósil viviente prehistorico, así como de la palma barrigona, cuyo tronco inflado le ha dado ese nombre peculiar.
 

 
Inicio  ∙   Acerca de Cuba  ∙   Actividades  ∙   Comercio e Industria  ∙   Turismo  ∙   Educación  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Negocios  ∙   Contacto  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Provincias  ∙   Historia  ∙   Geografía  ∙   Flora y Fauna  ∙   Música   ∙   Comida  ∙   Dinero  ∙   Salud  ∙   Seguridad  ∙   Gente  ∙   Arquitectura  ∙   Idioma  ∙   Economía  ∙  
Enlaces patrocinados:

 

Países:
 


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Cuba - Todos los derechos reservados.